Recolector de recuerdos


“Están los fotógrafos de boda y estamos los recolectores de recuerdos. Para nosotros es mas importante conseguir una emoción o despertar un sentimiento que los premios”

firmahectorweb

¿Que son los recolectores de recuerdos?

Los recolectores de recuerdos somos aquellos que vemos los reportajes de boda como una forma de poder narrar con imágenes una historia de amor. La finalidad de un recolector de recuerdos no es conseguir la foto que le dará premios por ser perfecta técnicamente hablando, si no conseguir cazar y guardar la emoción, el sentimiento de cada momento para poderlo revivirlo siempre que se quiera.

¿Como trabajo?

Soy muy selectivo a la hora de aceptar un reportaje. Y no quiere decir que si no eres un modelazo no me interesa, ni muchísimo menos, es más el físico es lo único que no me importa de vosotros. Busco parejas emotivas, que deseen que el día de su boda sea el mejor, que se apasionen con todos los preparativos, que se involucren, y que su prioridad sea que ese día sea mágico y especial.

Solo acepto 15 bodas al año, y por ese motivo selecciono las bodas en las que creo que puedo dar el 120% de mi.

Invierto muchas horas en cada boda, prebodas, reuniones, ideas, sorpresas, invitaciones, etc. Si aceptara mas bodas sería imposible poder dedicarles tanto tiempo y dedicación. Y ademas, la vida me ha enseñado que aunque pueda parecer larga es muy corta, y que hay que trabajar en lo que te apasiona pero sin olvidarte de compartir tus momentos con los tuyos.

Lo primero que haremos si te interesa mi forma de trabajar y mi fotografía es tener una reunión. Nunca aceptó un reportaje sin tener antes una reunión con la pareja. Para mí es muy importante saber que busca la pareja, que estilo persigue y sobretodo si existe un felling entre ellos y yo. Para dar el 120% de mi, debo saber que la pareja confía totalmente en mi forma de trabajar y para eso necesitamos tener buen rollo.

Suelo quedar para la primera reunión en un bar, una cafetería, un pub o cualquier otro lugar neutral o si por distancia no es posible tendremos una reunión por Skype, como es lógico no puedo estar viajando a Madrid, a Barcelona o a cualquier otro lugar una vez cada dos semanas. La experiencia me ha enseñado que en el estudio juego con ventaja, es mucho más fácil convenceros allí.  Os sentís inconscientemente más cohibidos y menos seguros. En lugares neutros os volvéis más seguros y más participativos, y para mí, una mala elección por alguna de las dos partes es perder la posibilidad de encontrar una pareja que se adapte mejor a mi. Por este motivo me gusta que participéis mucho, preguntéis todo y que os sintáis muy a gusto.

Las Prebodas

Os voy a regalar un consejo, si buscáis un reportaje natural lo imprescindible para conseguirlo son las prebodas. Con las prebodas conseguimos que os sintáis cómodos delante del objetivo y que para vosotros la presencia de la cámara se torne algo insignificante. Y os aseguro que con varias prebodas se consigue.

El dia de la Boda

El día de la boda estaré con vosotros desde que empiecen los preparativos, peluquería, maquillaje, el momento de vestiros, etc. Y os acompañare hasta que llegue la hora V, la hora, entiéndase cariñosamente, de las Vergüenzas, es decir ese momento en el que es mejor que no existan pruebas del delito. Este momento suele llegar una hora después de empezar la barra libre, en ese momento todo empieza a desmadrarse, y mejor que no existan pruebas imputables.

La Postboda

Si hay una sesión que esta pensada para obtener imágenes preciosas, en un lugar de ensueño, con una luz perfecta, esta sesión es la Postboda. Podremos hacerla donde queráis, en vuestro pueblo o en Paris, donde vosotros soñéis.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies